“El Valor de la Educación: la inversión para el éxito”

En las últimas décadas, con la proliferación y diversificación de la oferta educativa a nivel medio y superior, la idea de que los estudiantes universitarios, únicamente pertenecen a una clase social privilegiada ha perdido su fuerza, para nadie es un secreto que no todos los estudiantes son lo mismo y que por lo tanto, las universidades tampoco lo son.

 

El sistema educativo superior lo podemos distinguir en dos grandes segmentos, la educación pública y la privada o particular. Hay que advertir que ambos “bloques” no son homogéneos, pues cada sector está integrado por instituciones muy distintas entre sí, en términos de objetivos y de oferta educativa, organización institucional, etc.

 

Se solía pensar que el darle a nuestros hijos la mejor educación se trataba de invertir en las universidades de mayor costo, ya que esto les aseguraría un mejor empleo; sin embargo, en la actualidad tendríamos que replantearnos esta ultima aseveración, ya que como en cualquier negocio, antes de invertir hay que considerar la oferta de cada institución, la calidad y los objetivos que buscamos conseguir.

 

Como padres esperamos que nuestros hijos logren un posgrado e incluso que estudien en el extranjero, brindarles las mejores herramientas para que en un futuro puedan competir por un mejor puesto e incluso mejor calidad de vida, aunque somos consientes que para ello influirán varios factores, como la determinación de nuestro hijo, el costo que nos generara, entre otros que pudiesen surgir.

 

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora Study Group. Casi tres cuartas partes (72%) de los mexicanos creen que el pago de la educación de los hijos es la mejor inversión. Sin embargo, 54% se confiesan “no planificador”, es decir, arrepentido de no contar con un plan de ahorro previo, para enfrentar de mejor forma el pago de los estudios futuros de sus hijos.

 

México ofrece gratuidad en la educación básica, toda persona tiene derecho a recibir, una educación financiada a través de los mecanismos de acción colectiva del estado. Lamentablemente, los índices de las pruebas estatales aplicadas a los niños, dejan ver la deficiencia del sistema educativo; caso contrario ocurre en el nivel medio superior, donde el problema se centra en el cupo en las universidades públicas, dejando a miles de aspirantes a nivel medio superior, sin un lugar.  La solución a esta problemática, ha sido recurrir a las escuelas privadas.

En ACMES sabemos que la educación en ambos bloques implica una inversión, por lo que buscar un producto financiero que nos permita invertir mensualmente en un fondo de educación es una alternativa para tener un ahorro controlado y asegurarles una buena educación y futuro exitoso a nuestros hijos.

Si quieres más información sobre nuestros seguros educacionales visita nuestro portal web: www.seguroeducacional.com.mx

Suscríbete a nuestro Blog y síguenos en redes sociales.

Web: www.acmes.com.mx

F: @AcmesMexicoSeguros

I: @acmes_seguros_fianzas

L: ACMES Seguros y Fianzas

T: @AcmesMexico

Fuente:

Suárez Zozayana, Maria Herlinda (2012), Educación superior pública y privada en México, UNAM, México, DF.

Diario Expanción: Educación privada, preferida en México.